Vulture migration at the Strait of Gibraltar, November 2016

By | 7 November 2016

The following chronicle describes the experience of Juan Ramírez Román and his friend Antonio Román Muñoz in northern Morocco. They visited the area between 2 and 4 November to witness vulture migration, and also made a short visit to lower Loukkos marshes.

Both the English summary and the detailed Spanish version below were written by Juan himself. Thanks.

The last two weeks have seen a quite strong east windy days that ended the Friday 4th November. That day, just minutes after the entrance of the west wind, hundreds of Griffon Vultures, after waiting during days, this very moment glided from the Spanish coast to Morocco in their autumn migration.

Two days earlier, my friend Antonio Román Muñoz and I, moved to Morocco just for witnessing that impressive movement across the Strait. With the support of our friends, Javi Elorriaga/Birding the Strait, Rachid El Khamlichi, Pako Zufiaur and Marina Guerrero finally we counted 692 Griffon vultures arriving. These massive crossing days, sometimes involving thousands of individuals, occur yearly between October and November when proper meteorological conditions and big numbers of vultures gather over the Strait. We had also an unexpected flock of six Bald Ibis arriving from Europe, a Lesser-crested Tern and many hundreds of Scopoli’s Shearwaters between the containers ships.

We’ve got, of course, a little time for birding out of the Strait as well. The marshes of lower Loukkos river were plenty of amazing birds: almost six thousands of Glossy Ibis roosting, Ferruginous Ducks, Crested Coots, Brown-throated Martins, Little Swifts, Caspian Terns, Laughing Doves and more.

La migración de buitres a través del Estrecho, ibis eremitas y más

Por Juan Ramírez Román

Después de una racha de vientos de levante fuertes como para arrancarte un empaste, todos los pronósticos barruntaban el role a poniente en algún momento de esta semana que termina. Con este pensamiento y siendo la comidilla del estrecho que más de dos mil buitres leonados, dos buitres de Rüppel, dos alimoches y un buitre negro se habían acumulado durante estos días de levantera en la costa de Tarifa esperando para cruzar.

Un servidor y Antonio Román Muñoz (a.q.D.g.m.a.) cruzamos a la orilla marroquí la madrugada del miércoles 2 de noviembre con el apoyo logístico de Javier Elorriaga/Birding the Strait. Gracias, tío. Esa misma mañana, después de desayunar como campeones en Qsar-Seguir, montamos puestos entre el puerto de Tánger-Med y Punta Cires. Pero como el levante no caía, los buitres seguían roneando en la costa Europea. Eso sí, metimos seis ibis eremitas que llegaron a Marruecos por el mar con ese trajín tan bacilón que está demostrando esta especie recientemente introducida en la provincia de Cádiz. También de pardelas cenicientas había meneo espeso entre el Mediterráneo y el Atlántico y hasta un charrán bengalí se dejó ver entre barcos mercancías hasta arriba de contenedores.

El jueves 3 de noviembre el día amaneció con niebla y más levante que el día anterior así que tras breve ponderación y una colación espléndida, el Romano y un servidor decidimos poner rumbo a las marismas del Lucus, en Larache, donde el pajareo es abundante, el pescado barato y las pensiones higiénicas. Contamos allí más de 5900 moritos en dormidero, porrones pardos, fochas cornudas, aviones de pantano, vencejos moros, elanios, pescadoras, tórtolas senegalesas y todos los etcéteras del que ha sido hasta hace bien poco una de las más acojonantes marismas de agua dulce de todo el paleártico occidental.

Por fin el viernes 4 de noviembre todos los gurús del tiempo apostaron su prestigio a que entraba el poniente después del mediodía así que, desoyendo la llamada del supercalórico desayuno marroquí, nos volvimos temprano a la orilla sur del estrecho a esperar a los puñeteros buitres. Que nos tuvieron en vilo cinco horas menos un breve lapso para un desayuno a base de argaif con nutella, té moruno, huevos fritos con queso de cabra y gachas de garbanzos; hasta que se decidieron a cruzar de una vez a las tres y pico de la tarde, hora española. Junto con nuestro amigo Rachid El Khamlichi en Dalia y con Pako Zufiaur y Marina Guerrero al otro lado del estrecho, metimos casi 700 buitres en 80 minutos. Que entraron altos, ordenados y sin un aleteo, cosa que tiene su miga. Nos faltó meter ese híbrido de águilas pomerana y moteada que andaba engolfado entre El Cabrito y El Bujeo pero el asunto era pillar el Día D del leonado de este año y, probablemente, haya sido este viernes 4 de noviembre aunque quedan todavía buitres en Tarifa y días de migración para superar este número.

Vultures arriving to Morocco after crossing the Strait of Gibraltar, Nov 2016 (Juan Ramírez Román)

Vultures arriving to Morocco after crossing the Strait of Gibraltar, Nov 2016 (Juan Ramírez Román)

Scopoli's Shearwaters - Pardelas cenicientas (Calonectris diomedea) migrating between container ships, Strait of Gibraltar, 2 Nov 2016 (Juan Ramírez Román)

Scopoli’s Shearwaters – Pardelas cenicientas (Calonectris diomedea) migrating between container ships, Strait of Gibraltar, 2 Nov 2016 (Juan Ramírez Román)

Flocks of Glossy Ibises (Moritos común - Plegadis falcinellus), lower Loukkos marches, 3 Nov 2016 (Juan Ramírez Román)

Flocks of Glossy Ibises (Moritos común – Plegadis falcinellus), lower Loukkos marches, 3 Nov 2016 (Juan Ramírez Román)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *